Disney y Epic Games se unirán para forjar "un novedoso universo de juegos y entretenimiento"

Disney planea expandir el universo de sus principales franquicias mediante una colaboración con el estudio de desarrollo Epic Games. Esta iniciativa tiene como objetivo la creación de un "ecosistema persistente, abierto e interoperable" dentro de Fortnite.

Image description

La asociación a largo plazo entre Disney y Epic Games ya ha llevado exitosamente las franquicias de Star Wars y Marvel a Fortnite, integrando contenido, colaboraciones estacionales y eventos en vivo. El motor gráfico de Epic, Unreal Engine, ha sido fundamental en la creación de juegos como Kingdom Hearts 3 y Star Wars Jedi: Survivor, además de su uso en la edición y animación de películas y contenidos de transmisión.

Esta colaboración se expande ahora para dar vida a "un universo de juegos y entretenimiento completamente nuevo", que ampliará las queridas historias y experiencias de Disney, según lo anunciado en un comunicado conjunto.

El nuevo universo, respaldado por Unreal Engine, ofrecerá diversas oportunidades para que los consumidores jueguen, observen, compren e interactúen con contenido, personajes e historias de Disney, Pixar, Marvel, Star Wars, Avatar, y más

Tim Sweeney, director ejecutivo y fundador de Epic Games, expresó: "Estamos colaborando en algo completamente nuevo para construir un ecosistema persistente, abierto e interoperable que unirá a las comunidades de Disney y Fortnite".

Además, como parte de esta asociación, Disney tiene previsto invertir 1.500 millones de dólares para adquirir una participación accionaria en Epic Games, sujeta a las condiciones de cierre habituales, incluidas las aprobaciones regulatorias.

Tu opinión enriquece este artículo:

El 67% de los trabajadores españoles pone en riesgo la seguridad de su empresa de forma consciente

Proofpoint, empresa líder en ciberseguridad y cumplimiento normativo, ha publicado la décima edición de su informe anual State of the Phish, en el que revela que más de dos tercios (67%) de los empleados españoles ponen en riesgo a sus organizaciones de forma consciente, lo que puede provocar infecciones de ransomware o malware, filtraciones de datos o pérdidas económicas. Mientras que la incidencia de ataques de phishing ha disminuido ligeramente (el 67% de las organizaciones encuestadas en España experimentó al menos un ataque exitoso en 2023 frente al 90% del año anterior), las consecuencias negativas son mayores: las sanciones financieras, como multas por incumplimientos regulatorios, aumentaron un 25%; y los daños a la reputación reportados, en un 56%.

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de cookies.